En Colombia SIN CARTERA...

Hola..

Ahhh pues así la cosas. La semana pasada viajé a Bogotá y casi que no se concreta el viaje. 

Primero, olvidé mi pasaporte en casa.. y ahí voy de regreso. Después un tráfico terrible.  Trancones, como dirían en Colombia.

Luego de una mega-odisea, por fin estaba dentro de la sala de espera.  Con tiempo suficiente para comprar un tequila para mis amigos en Bogotá.  Ahí descubrí que no traía cartera. Ni tarjetas, ni American Express ni nada...

En ese momento, sentí un escalofrío recorrer todo el cuerpo.   Ese frío conocido del miedo.  De inmediato respiré y ubiqué la cartera roja.  La había dejado en el coche, en el estacionamiento.  Investigué y regresar por la cartera al coche, era como una hora.  El avión empezaba a abordar en menos tiempo.  

No me quise arriesgar porque ya estaba tentando muy de cerca al diablo.

Elegí confiar.  Elegí pedir ayuda y decidí recibirla. 

Hablé con mis amigos de Colombia, y sin pedir disculpas y sin hacerme la víctima, fui clara.  Necesito un favor.  No traigo cartera y estaré tres días en Bogotá. 

Quiero describir esa certeza y tranquilidad.  Nunca dudé.  Siempre supe que mi amiga estaría ahí para mi.  Que me ayudarían a tener una estancia serena.  Así fue.

En menos de dos minutos, ya tenía el transporte privado que me recogería en el aeropuerto.

Decidí sentirme en paz. Decidí que esta era una lección en confiar. En pedir ayuda, en dejarse ayudar. En saber que tenemos muchos más recursos que dinero y tarjetas de crédito. Siempre hay opciones.

Fue emocionante sentir la creatividad fluir (una vez atendido y procesado el miedo).  Como podría resolver el asunto? Que me prestaran dinero en efectivo, y yo les pagaría el viernes por paypal. Que uno de mis proveedores pagara la estancia y luego me facturara por el servicio.  Que firmaran con su AMEX y yo haría el depósito a la fecha de corte.

Aquí lo interesante.  No es que "no tuviera dinero".  Porque SÍ lo tenía!! Solo que por tres días no tendría acceso a él.  Eso justamente es lo que pasa SIMPRE EN LA VIDA.  No es que no tengas dinero, es solamente que POR UN MOMENTO, no tienes acceso a el.  Pero sabes que podrás tenerlo pronto.  Hay una paz profunda que viene de darte cuenta de esto. 

Además encontré una serenidad muy grande al saber que de verdad NO ESTAMOS SOLOS.  Que Dios nos puso en este camino para ayudarnos unos a otros.  A veces es mi tiempo de ayudar, otras es mi tiempo de recibir.  Jamás me disculpé por mis olvidos o por las inconveniencias que "sufrirían mis amigos".

 Aquí en la cena de clausura con mis amigos en el restaurante Andrés en el Paseo Andino 

Aquí en la cena de clausura con mis amigos en el restaurante Andrés en el Paseo Andino 

Viví de la generosidad de otros.  Me invitaron a comer, a desayunar, en fin.  Logré hospedarme en un hotel donde podrían hacer todos los cargos a mi tarjeta. Bueno, al final hasta me prestaron 100,000 pesos colombianos para mis compras del aeropuerto. 35 dólares hacen maravillas. 

La lección más grande, es que el dinero es un recurso.  Solo UN tipo de recurso.  Hay tiempo, hay amigos, tenemos creatividad para canjear por dinero.  Fue una experiencia encarnada sentir la confianza calada hasta los huesos, de saber que mis amigos en Colombia podrían ayudarme.  No es que yo lleve las cuentas en una relación, ni que fuera "su obligación" pagar.  Era solo la confianza y la oportunidad de reciprocidad que ahora se presentaba.  

No solo me sentí arropada, me sentí querida y cuidada durante todo el camino. SIN DINERO EN LA CARTERA.  

La paz, la serenidad, no vienen del dinero. 

La paz viene de sabernos cuidados, de sabernos que tenemos opciones y una red de personas que están atentas a nosotros. 

El dinero puede venir de múltiples fuentes.

Claro, de ahí la preocupación.  Cuando solo vemos la ilusión que en dinero (o nuestro sustento!), depende de una sola fuente. Pues claro que nos angustiamos.   Pero así como el dinero, no solo viene en efectivo desde mi cartera roja.  El dinero no solo viene desde un trabajo, o desde una persona.  Puede venir de múltiples canales.  El secreto está, como les digo a mis valientes de #DivinoDinero, el secreto está en tener ojos para ver todas esas fuentes de ingreso. Y de estar abiertos a recibir.  

Solo puedes tener lo que estás preparado para recibir. 

Estás listo para recibir una vida rica no solo en dinero, pero en experiencias, en oportunidades?

Estoy en el grupo privado de FB para saber tus comentarios.

Dale click AQUI para solicitar tu acceso.