Mi decisión más grande de dinero

Acabo de regresar del primer retiro del mastermind High Priestess Circle con Lisa Fabrega, y tengo la confirmación que fue una gran decisión financiera.

Todas las Fotografías, cortesía de mi coach Lisa Fabrega (una latina!!) 

Todas las Fotografías, cortesía de mi coach Lisa Fabrega (una latina!!) 

Era Noviembre, y yo leí el cuestionario de inscripción al programa mas de 5 veces.  La inversión era un número de dos cifras, seguido de muchos ceros.  La inversión más grande que había siquiera considerado en mi vida.  Y mira que yo invierto y bien en mi formación, en mi educación continua y en temas de desarrollo personal.  Esto era harina de otro costal.

Estamos hablando de seis meses de mis gastos recurrentes. SEIS.  Le di vueltas muchas veces. Y si me estaba equivocando? En que cabeza cabe invertir 6 meses de gastos recurrentes, cuando estoy a punto de la transición mas grande de mi vida?  Qué iba a pensar la gente cuando se enterara? Quién era yo para invertir esa cantidad de dinero cuando personas de mi familia tienen una racha monetaria dura? Como le voy a decir a la gente que fui a aprender ritos shamánicos y espirituales para manejo de energía? 

Conecté con mis motivos, con mis anhelos.

Justo porque tenia la transición mas grande de mi vida, quería el mayor apoyo que pudiera pagar.  Quería los atajos.  Quería eso que decía el programa: cultivar la ecuanimidad, recuperar mi poder, sentir la confianza calada hasta los huesos.  Quería compartir con otras mujeres, que van mas avanzadas en el camino.  Quería vivir un mastermind como participante, porque pienso dirigirlos después. 

La conversación dejó de sobre “lo que perderia”, para convertirse en lo que yo podría ganar con esa inversión.  Claro que lo hablé con mi Adorado Esposo, porque en este matrimonio vivimos con Intimidad Financiera.  Aquí no hay secretos de dinero.  Wow! Es mucho dinero! Me dijo él. Y yo: sí, y sabes que es lo mejor? Que lo tengo en efectivo y elijo invertirlo aqui.

Tambien decidí que esta seria una Buena inversión.  Que me entregaría al proceso.  Decidí que recuperaría cada centavo de dólar invertido.  Simplemente lo decidí. 

Nunca había participado en un programa con Lisa Fabrega, pero la había seguido algunos meses y sus posts semanales resonaban a expansión en mi pecho.  Una sensación que ya conozco: sonaban a Verdad.  A esa Verdad con mayúscula, que viene del centro.

El argumento final en mi mente fue: es lo mismo que me costó el coche.  Y el coche me va a dar un servicio por unos 7 años… Y esto, esto me va a cambiar para toda la vida.  No es que le “diera mi dinero a Lisa”, sino que me lo daba a mi misma. 

Estaba invirtiendo en la persona que necesito ser para concretar la visión de vida que tengo en 5 años.

Siempre me ha resultado buen negocio vaciar mis bolsillos para llenar mi Alma, porque el Alma se asegura de llenar mis bolsillos después.

Al entrevistarme para mi ingreso al programa: High Priestess Circle, Lisa Fabrega me dijo: esta es la pregunta más importante: Que es lo que tu Alma quiere?  Y de pronto senti esa conocida expansión en el pecho, una calma cierta: SI.  Esto quiero.  Sin darle tiempo al Ego a reaccionar, le dicte mi numero de tarjeta.

Estaba hecho.

La medicina empezó a surtir efecto desde el momento que dije sí.  Las estrellas se empezaron a alinear, me invitaron a programas de radio, podcasts, mi primer programa grupal coaching vendido en 4 días. 

El dinero es una de las energías del compromiso. 

Una muestra de integridad es poner nuestro dinero (y nuestro tiempo) donde decimos que esta nuestro Corazón.

Conozco la experiencia de dejarse guiar por algo más fuerte que la razón.  El Alma tiene sus motivos, la intuición es más ponderosa de lo que nuestra razón alcanza a ver.

Este fin de semana, durante el primero de tres retiros, se disolvió una de mis mayores resistencias.  Ahora el camino está libre para una de las tres grandes metas que me propuse para este mastermind.

Mi invitación es que confíes en la atracción que tienes a los programas y actividades que tu Alma ya sabe son el mejor camino para ti. 

Confía y actúa en integridad.   

Cuando dedicamos nuestra energía, nuestro tiempo y nuestro dinero en lo que es verdaderamente importante para nosotros, no importa el tamaño del cheque, o lo intenso del tiempo, porque estas alineada con todo tu Ser (razón, intuición, instinto e inspiración). 

Sī, escucha al miedo que se presenta, y dale su lugar.  El miedo está ahí solo para estar seguro que pones atención.  Escúchalo y explícale tus motivos.  Y entonces decide desde el cuerpo, desde la paz.   Si en tu cuerpo hay una expansión, una calma, serenidad ten la certeza de que es el camino adecuado para ti.

Si ha llegado el momento, muy dentro de tu corazón, donde sabes que es momento de hacer las pases con tu dinero, de transformar esta relación desde la raíz.  Estar en paz, sabiendo que eres responsable y que tienes un plan financiero que soporta tus anhelos de vida, será mi honor acompañarte en el camino.

Aplica aquí para una sesión de claridad conmigo (mi regalo para ti, si estas 100% lista).