Ganó México, ¿te sientes culpable?

Ganó México.. ¿te sientes culpable?

¿No verdad? Entonces ¿por qué te sientes culpable de tener dinero? ¿De estar contento?

Bienvenido al A., el segundo G.A.T.O (punto ciego) que nos impide elegir más dinero. De los creadores de G.astos Inconscientes, hoy presentamos..

A.fluencia Culposa

¿Cuanta fortuna estás dispuest@ a recibir antes de temer el juicio de otros?

¿Una pista? El nivel de bienestar que tienes hoy.

Fortuna no es nada más liquidez monetaria.  Es también bienestar, disfrute, oportunidades, salud… y mi favorita de todas: ideas.

Brillar te hace blanco de ataques.   Al menos eso es lo que me dice la experienci¿Y qué?  Le bajas a tu brillo por “pertenecer” a tu familia, o grupo de amigos.  Es normal, es una forma de sobrevivir, pertenecer al clan.  El periodo cavernícola terminó.  En la Nueva Economía necesitas otras herramientas. 

Escucho sobre todo entre las mujeres de #DivinoDinero, una incapacidad de recibir, por “falta de merecimiento”.  Pero en realidad es una culpa (vergüenza para ser más precisos) por la fortuna que el mundo nos regala.

En los países latinos, parece que ser pobre (no solo de la cartera), es una virtud.

Fotografía: Abigail Keenan

Fotografía: Abigail Keenan

Pero yo ayer los vi muy contentitos cantando dos goles.

"Imaginemos cosas chingonas” en memes citando a Javier.

Latinomérica tan hambriento de inspiración, contagiado de pasión ante la victoria.  #NadaNosDetiene #SiSePuede

Y cuando se tiene, en forma de un ascenso, un aumento de sueldo, un negocio que va bien, un matrimonio que prospera… ¡¡ayyyy qué mamona!!  Nos “saboteamos” (que en realidad es una forma de protección.

En la vida, a diferencia del futbol, cuando tu tienes más, generas más para otros.

No te va bien a ti "a costa de otros".  Tener, no es quitar.  Tener es CREAR, elegir más.  Para ti, y para otros. 

¿Cómo avanzar entonces?

Si la medicina para los G.astos Inconscientes es la Curiosidad

El antídoto para la A.fluencia Culposa es hacer el trabajo de la sombra. 

 

Integrar (no quitar) esas partes no gratas, ocultas de nosotros.  Los defectos no se “atacan”, se integran.  Como todas las partes de nosotros.

Mi invitación inicial es un ejercicio que aprendí de Debbie Ford.

Esos adjetivos que tanto tememos que nos digan,

1.     Ya lo hemos dicho antes (a otros, o a nosotros mismos).

2.     En realidad son virtudes, desubicadas.

WHAAAAAAAT¡??¡¡?¡? Siii claro….!!

Eso que tanto criticas de ti, o de otros, es una virtud (DIJE VIRTUD) que posees. 

Solo que tres rayitas en exceso, o en un contexto poco útil.

La integración empieza, cuando identificas por lo menos tres situaciones que esa virtud te ha sido de utilidad.  A mí me ha servido tanto ser ambiciosa.   Yo no quería cualquier trabajo, o cualquier matrimonio.

No siento ápice de culpa, ni vergüenza cuando alguien me ¡¡ay qué ambiciosa!! Claro que soy ambiciosa.

¡¡Como Dios Manda!! ¿O a poco no recuerdas la parábola de los talentos?

“Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos. Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”.   Mateo 25:14-30

Podría hablar por horas de cómo liberarse de la culpa por brillar, … de hecho, ese tema forma parte de la Gran sorpresa pronta a revelarse para el Próximo Sábado 22 de Septiembre.

Mientras tanto, la próxima vez que la buena racha de otros se te retuerza en el pescuezo, mira con atención, porque ahí está tu pócima secreta para elegir más #DivinoDinero en tu vida.

 

Abrazo,

Jess

P.S. Si quieres recibir las Misivas Dominicales de #DivinoDinero, inscríbete en este link

www.JessicaVazquez.com/transforma