Si quieres adelgazar, redacta un buen "job description"

Creo en la descripción de puestos. Ese marco de actividades que explica cuáles son las responsabilidades, habilidades y alcances de los puestos. (alias, job description). La descripción de puesto me relaja. Nada es personal.

Recién en mi carrera en ventas, me quejaba amargamente, por qué los resellers siempre querían más fondos de marketing. Hasta que entendí, que no es que fueran avorazados o gandallas. Por job description, buscarían siempre el máximo de recursos. Yo, por definición (por mi job description) quería el mejor retorno de esa inversión. Nada personal. Todos felices. Job description.

Lo mismo pasa cuando la gente se queja de los consultores técnicos, diciendo que son muy buenos el los cables, pero muy malos vendiendo. No es su job description, ¿cuál es la sorpresa? Ahí empiezan los problemas --o “quiebres”, como les decimos en coaching--

El disgusto viene cuando esperamos que alguien cumpla una misión para la cual no fue hecha. Pedirle peras al olmo.

Hubo un tiempo, en que yo esperaba de la comida más de lo ella que podía hacer por mí.

Esperaba que fuera mi tranquilizante, mi arraigo, mi fortaleza, mi distracción, mi escape, mi celebración o mi premio. Por mucho tiempo le colgué milagritos que la comida no era capaz de hacer. Me enojaba cuando una galleta gigante no podía hacerme sentir tan bien como un abrazo. Infinidad de veces le exigí al chocolate fortaleza para una negociación de cuotas.

¿Resultados? Los puedes imaginar: kilos de decepción; lardos de culpa. Tallas extra de vergüenza.

La relación que hoy estoy construyendo con la comida, está basada en lo único que la comida puede hacer por mi: nutrirme y darle placer a las papilas gustativas. Period.

Yo te pregunto, ¿a qué o a quién le cuelgas milagritos que no le tocan? ¿A quién le cuelgas la responsabilidad de tu bienestar? Procurar tu tranquilidad, no es trabajo de tu jefe, ni de tu mamá, ni del galán. Estar bien, es TU responsabilidad.

Ser feliz, es tu propio job description.