"Matching funds" del Universo

En varias de mis encarnaciones -profesionales- he aprovechado la forma efectiva y poderosa de generar demanda: los matching funds. Por cada dólar que tú inviertes, el partner o vendor invierte un dólar más. El resultado es un apalancamiento fantástico para los interses de ambas empresas.

En mi práctica de coaching -y de mi vida-, hace unos meses, mi estudio se ha enfocado en temas del miedo, la confianza, la incertidumbre y el surrender.  No es casualidad que se han presentado en mi práctica, personas que quieren dejar su trabajo corporativo, pero les  da miedo la incertidumbre. 

He aprendido que el miedo ayuda, es una señal.   Que hay miedos reales y miedos falsos.  Que en nuestra sociedad hay creencias auto-alimentadas de miedos falsos, que nuestra brillante cabeza luego confunde con miedos reales.

Desarrollar el músculo de la confianza, requiere coraje (de la raíz latina: cor, corazón). Cojones, balls, pues.  Balls, para retar al mundo con sus auto-inducidos miedos.   Balls, para desarrollar una relación de confianza con nosotros, con la vida misma y con Dios. 

Me ha dado una inmensa tranquilidad, saber (y confirmar) que no tenemos qué resolverlo todo nosotros.  Que en nuestra acotada visión de la vida, tenemos acceso a un porcentaje mínimo de todas las alternativas y caminos que se abren a medida que avanzamos. Es cansado, e inútil, tratar de ser General Managers del Universo.   Cuando la vida misma se encarga de seguir, de revelar más posibilidades y oportunidades de la que nuestra humilde experiencia humana del mundo nos permite.

Lo único que es nuestra responsabilidad es saber el QUÉ.  ¿Qué quiero?  Hacer tu trabajo interno, desarrollar esos músculos del coraje, crecer en nuestros retos personales, aportar valor en nuestros trabajos actuales.   Superar hábitos obsoletos de pensamiento.  Subir la barra en nuestro camino a la libertad. 

El Universo, Dios, se encargan de hacer “matching funds” a nuestra energía y dedicación. Las oportunidades se presentan al doble de nuestra capacidad de imaginación.

Confía, confía que Dios está haciendo matching funds a lo que tú inviertes en ti. No tienes que saberlo ni resolverlo todo.  Concéntrate en lo que sí puedes, y en lo que sí sabes que es tu trabajo.  (HINT: tu siguiente paso es ese que tú y yo sabemos que te has hecho pato y le sigues dando vueltas).  ¿Arreglar tus temas con Hacienda? ¿Terminar ese curso que dejaste a la mitad? ¿Profundizar en la relación que tienes con tu cuerpo?

¿Cuál es tu siguiente inversión en ti, ahora que sabes que el ROI está 2X garantizado?