La ilusión que te mantiene pobre

La semana pasada fui a clase de STEP. 

Sí, sí, esas clases que fueron muy famosas en los... 90? 80?  tipo Jane Fonda, donde hay rutinas muy rítmicas para subir y bajar a un escalón.

El horario de la clase: de 9 a 10am,  Vil horario de "señora de las Lomas".  De pronto me di cuenta que yo misma era una señora de las lomas.  Esas que tanto critiqué.  Es neto? Quien tiene dinero, Y TIEMPO??!! para las clases a las 10am, yoga después de las 8 y clases de arte a las 11.  A qué se dedican?  Qué flojas! Claro, son ricas y como no trabajan, pues  deben buscar una entretención para no morir de depresión (y asi.. ad nauseaum).

El martes ahí estaba yo, brincando con mis lycras de yoga.  Feliz de reconectar con mi cuerpo.  La sonrisa orejona innegable. Feliz y orgullosa de mi.

Y "las señoras de las lomas" resultaron PERSONAS!! Humanas, con ilusiones, con ganas de moverse. Generosas en su recibimiento y muy entusiastas de tener un aprendiz feliz entre ellas. 

Dios (el Universo, La vida, como quieras llamarle), a veces es muy cómico en sus lecciones.  

Lo que nos mantiene pobres, no solo de la cartera, pero del Espíritu, es la ilusión de separación.

Pensar que "yo no soy como esos".  Ellas son diferentes. El juicio, la crítica. La incomodidad de vernos en el espejo que otros sostienen y ver en ellos las partes oscuras de nuestra sombra que no hemos sanado.  Otros solo aprietan nuestros botones y nos indican cual es la siguiente lección de vida. 

Si alguna vez has criticado a otros: por ricos, por pobres, por estar hasta el tope de las tarjetas de crédito, o por tener dinero a raudales y poder invertir en unas deliciosas vacaciones... Bienvenid@ al mundo de los humanos.  Ese juicio, es una invitación a la luz. A la Abundancia.  A experimentar una vida llena de Riqueza.

Cuando juzgas y niegas a otros, por tener una situación diferente a la tuya, solo nutres la separación.  

Qué ilusión financiera te separa de otros? Algunas que he escuchado: "Yo no estoy TAN mal como ellos".  Lo mío no es tan grave.  Soy la peor con el dinero.  No es que sea tan ambiciosa, yo solo quiero... Nadie está tan endeudado como yo.  

Estas son ilusiones.  Son humo y espejos que te mantienen pobre de corazón y de mente, que es mucho más grave que la pobreza momentánea de la cartera. 

Quiero que sepas que la comunión y la comunidad sanan.  Que una herida compartida es más de la mitad de sanar.  Tener el valor de decir "yo también"  es la rendija quebrada por donde entra la luz (y la abundancia material también!).

Si ha llegado el momento para presentarte ante la vida y sanar en comunidad, serás bienvenid@ al programa #DivinoDinero.  Se han reunido ya ocho valientes.  El círculo está a punto de completarse.  Mi hermano, que no es coach, pero podría, dice que siempre sabemos cual es la decisión correcta.  

Solo se necesitan 2 segundos de valentía, apretar el botón de inscribirte y presentarte a la vida.

80% del éxito radica en presentarte. --Woody Allen.

A qué eliges presentarte hoy?

Si has decidido presentarte a la lección que el dinero tiene para ti, inscríbete pronto.  El barco zarpa el 21 de Mayo