Tengo tres esposas 😱

Una es la reina de los postres. La adoro. Además de ser la soberana de la cocina, es la dueña de las recetas en métricas y negocios online. Con frecuencia dice... "mientras hablamos, se acaba de inscribir otra alumna a mi curso". 

Otra, es la regia con más madre y buen jale que conozco.  Su energía es más grande que la vida misma. Es directa y tiene el súper poder de gestionar el tiempo como una diosa. Su estrategia favorita de prospección es.. ¡comprar!  Vende hasta en pijama, LITERAL. 

La más joven, tiene ideales revolucionarios sobre la vida, el trabajo, el amor.  Ayuda a las personas a encontrar el trabajo de sus sueños.  Nos atosiga desde un año antes para ir a los eventos grandes de negocios.  Posee la genial habilidad de arreglárselas para empezar los fines de semana desde el viernes.

Yo soy el cuarto as del póker.  Yo veo #DivinoDinero por doquier, soy la que canaliza modelos de precio,  la letrada en energía y estrategia.  Yo disfruto las revistas de negocios, con el mismo morbo que leo el último chisme farandulero. 

Una vez a la semana nos reunimos de forma virtual, para reportar avances de nuestras empresas.  Adivinaste, somos esposas del mastermind.  

  Fotografía: Nani Williams, Unsplash

Fotografía: Nani Williams, Unsplash

Un mastermind es como andar por la vida, con grandes espejos en 360grados, donde te reflejas desde todos los ángulos.  Con la diferencia de que en este vestidor, el espejo siempre se sostiene con cautela y amabilidad.

He participado en varios masterminds, pagados y no pagados.   Aquí mis 5 hallazgos sobre cómo crear uno que funcione.

1.     Intención en común. 

Tener un tema central que le de cohesión al grupo.  En este caso, el crecimiento de nuestras empresas, con un fuerte componente de colaboración online.  Ayuda estar en etapas similares

2.     Claridad de expectativas. 

La verdad al frente, ¿Qué esperas de este grupo? ¿Como lo ves funcionando? ¿Cuantos integrantes? ¿Cada cuando  nos reuniremos?.  Nosotras hemos decidido mantener nuestro grupo acotado a 4 participantes, y reunirnos con devoción cada semana.   

3.     Energía de contribución. 

En lugar de pensar “¿qué puedo yo sacar de aquí?”,  la pregunta correcta es ¿cómo yo puedo colaborar aquí? Compartir tus aprendizajes, te da la ventaja de experimentar en cabeza ajena, y avanzar 4veces más rápido.

4.     Compromiso.

La efectividad del mastermind es directamente proporcional a la participación de todos. Como en la vida, recibes en la medida en la que das.

5.     Valores similares. 

Honestidad, al grado de la brutalidad. Amo los “bullshit free zones”.   

Las 4 Fantásticas hemos conquistado montañas de forma consistente.  Confirmo la magia de la tribu. Son mis esposas las que celebran los pasos firmes, las que hacen las preguntas incómodas, y me pasan el agua para las píldoras difíciles de tragar.  

¿Cuándo vas a volver a abrir #DivinoDinero? 

¿Para eso te saliste del corporativo? ¿Cuál es tu plan de descanso?

¿Por qué tanta pinche idea y tan poca velocidad de ejecución?

Dicen que si quieres llegar rápido viajes solo, pero yo he encontrado que

La velocidad se multiplica cuando vuelas en parvada.

¿Y tú…? Cuéntame cómo construyes tu ecosistema de soporte?